Venganza divina

"La justicia y la venganza divina persiguen el crimen" de Pierre Paul Prud'hon

“La justicia y la venganza divina persiguen el crimen” de Pierre Paul Prud’hon

Sepa usted que en ese momento mi estómago se puso del revés, como si alguien lo estuviera amasando para hacer un botijo. Las mujeres que me habían acompañado a lo largo de la vida, ahora eran mártires de la demencia de aquella pareja, siendo su único pecado haber dormitado en mi cama. Mas, no contentos con aquella aberración, habían construido un sólido engranaje para hacerme cargar con la culpa, otorgándome la autoría de aquellas fechorías.

Todas estaban muertas y yo conocía que aquel hombre y aquella mujer, desposados en santo matrimonio por la iglesia católica y apostólica, eran los perpetradores de tan horrendos crímenes. Apenas los traté un par de veces desde que se mudaron a la casa de al lado, así que debían poseer alguna enfermedad psicológica porque, a día de hoy, desconozco sus motivaciones. Han pasado diez años desde la última vez que los vi, mirándome y riéndose con sorna, mientras yo era ingresado en esta institución mental. Entonces lo supe. La fémina me guiñó un ojo mientras me iba señalando todas aquellas prendas: el bolso de Ana, el pañuelo de Raquel, los pendientes de Sofía, el reloj de Marta. Grité y traté de abalanzarme sobre ella, pero me tenían fuertemente sujeto y mis palabras cayeron en saco roto. Yo era considerado un ido y todo lo que decía sólo parecía confirmarlo a ojos de aquellos que me juzgaban.

"Confesión" de Giuseppe María Crespi

“Confesión” de Giuseppe María Crespi

Usted va a salir de este encierro en una semana gracias a su abogado, un gran jurisperito. Pero ambos sabemos que el internamiento no es un error, que su mente no es lúcida. Haga eso por mí cuando parta. Sacie su sed de sangre con ellos, el cielo no se lo tendrá en cuenta. Dios ve con buenos ojos este resarcimiento. Se lo digo yo, su confesor y el clérigo que le impone esta penitencia. Encuéntrelos y encárguese de que padezcan y expiren. El resto de sus pecados quedarán absueltos y exonerados y yo le esperaré aquí, con los brazos abiertos y el alma en paz.

Anuncios
Categorías: Relatos | Etiquetas: , , , | 4 comentarios

Navegador de artículos

4 pensamientos en “Venganza divina

  1. frinco

    Pues nada, ya nos dirás el nombre de tu camello y que te metes…

    Me gusta

  2. Buenos días,

    ¡Gran entrada! Hoy me he encontrado con su blog de casualidad y me ha encantado. Empecé a escribir hace no mucho tiempo, viendo que usted sabe tanto sobre literatura, agradecería enormemente su opinión en mi última entrada y algún consejillo para mejorar.

    Aquí le dejo el link: http://oasisdepensamientos.blogspot.com.es/2014/02/un-dia-mas.html

    Un saludo y mil gracias,

    Ángela

    Me gusta

    • ¡Muchas gracias Ángela! Ojalá supiera tanto… Encantada de ver tu blog y darte mi opinión y también encantada de seguir recibiendo la tuya 🙂 . ¡Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: