Escritura creativa: El punto de vista

……Una vez que tenemos la idea inicial, ahora toca determinar cómo vamos a desarrollarla. Una de las primeras decisiones es elegir quién va a narrar la historia ¿Lo contaremos en primera persona? ¿Será el protagonista o un personaje secundario? ¿Quizás mejor elegiremos un narrador externo?

Book Illustration Depicting Sherlock Holmes and Dr. Watson in a Train Cabin

Sherlock Holmes y el Doctor Watson”. Publicado en “La aventura de Silver Blaze” que apereció en The Strand Magazine en 1892

……Si bien una historia puede contarse desde cualquier persona gramatical, es poco usual hacerlo utilizando la segunda del singular y cualquiera de las tres del plural, especialmente si nuestro relato va a tener una cierta extensión. Por lo tanto, voy a basarme aquí en los puntos de vista más usuales.

      Narrador en primera persona. Tiene como ventaja principal que el lector se introduce en el argumento a través de la visión de un personaje, con sus pensamientos y sentimientos. De esta manera, interiorizamos sus percepciones y nos dan un halo de verosimilitud. Casi siempre es el protagonista, pero también puede ser un testigo, siendo quizás el más famoso, el Dr. Watson de Sherlock Holmes. Las virtudes de este último son una mayor flexibilidad para exponer los hechos y que sentimos que nos están contando la historia. Existe también la posibilidad de emplear un “narrador mentiroso”. En este caso, la persona que relata los acontecimientos, o bien no nos está dando todos los detalles, o bien él mismo está “ciego” sobre lo que pasa a su alrededor y no ve lo que sucede, aunque el lector ya lo haya adivinado. Es un recurso interesante, pero más difícil de emplear. El inconveniente de la primera persona es que sólo disponemos del punto de vista de un personaje hablando de forma subjetiva.

Mano con esfera reflectante de Escher

“Mano con esfera reflectante” de Maurits Cornelis Escher

      Narrador en tercera persona. Tal vez el más común. Es el propio escritor quien describe la historia. En este caso se puede elegir entre contarlo desde una perspectiva muy cercana a algún personaje, o valerse de lo que se conoce como narrador omnisciente, es decir “el que todo lo sabe”.  Este último permite anticipar los hechos y además favorece la síntesis, pues tiene la facultad de cambiar con facilidad de escenario o tiempo. Por otro lado, podemos ser un narrador objetivo, contando simplemente los hechos, o un narrador subjetivo, emitiendo juicios de valor y opiniones. Las ventajas de este punto de vista son que podemos contar lo que piensan y sienten distintos personajes y lo que acontece en varios escenarios. El inconveniente, la sensación de adquirir una mayor distancia con el lector.

……¿Cómo elegimos el mejor narrador? En principio, depende de dos normas básicas:

      * Qué vamos a contar. Debemos valorar si con el punto de vista del protagonista o un testigo será suficiente para desarrollar la historia, o si nuestro relato necesita de alguien conocedor de los entresijos del argumento.

      * Cómo nos sentimos más cómodos escribiendo. Para ello, lo mejor es probar diferentes voces, hasta que encontremos la más ajustada a nuestro estilo.

……Siempre tenemos también la posibilidad de crear una historia utilizando más de un punto de vista, pero hay que tener cierta destreza para que el lector siempre sepa quién es el narrador y asegurarnos de no perder la tensión de la trama.  Un trucos para desarrollar esto de manera sencilla puede ser introducir fragmentos de un diario, de cartas y/o de grabaciones.

      Ejercicio: Imagina una pequeña historia protagonizada por un padre y un hijo dando un paseo. Narra la escena desde varios puntos de vista: la primera persona de uno y de otro, un testigo que presencia lo que ocurre y un narrador omniscente.

Anuncios
Categorías: Escritura creativa | Etiquetas: , , , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Escritura creativa: El punto de vista

  1. ¡Me apunto tu ejercicio! A ver si se me ocurre algo decente. Muy buen artículo. La elección del narrador a veces es por comodidad, por claridad o por significar una mayor intensidad para la historia. Personalmente creo que si el relato tiene pocos núcleos es mejor el relato en primera persona. Si tiene muchos, si es una historia de “pasar muchas cosas” mejor la tercera. En un relato que escribí “¿Dónde está Dr. White?” creo que lo inicié con todas los narradores posibles hasta conseguir dar con una segunda persona, desde la perspectiva del protagonista. Bueno, no me enrollo más.
    Saludos

    Me gusta

    • ¡Perdón por el retraso en contestarte! Algo más que decente se te habrá ocurrido seguro ;). A veces seleccionar al narrador es uno de los factores más difíciles que hay, pero yo coincido bastante con tu manera de elegir. Muchas gracias por el comentario. Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: