La carta esférica

Portada - carta esfericaTítulo: La carta esférica

Autor: Arturo Pérez Reverte

Género: Aventuras

Editorial: Alfaguara

Número de páginas: 592

*

      “Observemos la noche. Es casi perfecta, con la estrella Polar visible en su lugar exacto, cinco veces a la derecha de la línea formada por Merak y Dubhé. La Polar va a seguir en el mismo sitio durante los próximos veinte mil años; y cualquier navegante que la contemple sentirá consuelo al verla allá arriba, porque es bueno que algo siga inmutable en alguna parte mientras la gente precise trazar rumbos sobre una carta náutica o sobre el difuso paisaje de una vida.”

     Voy a contaros un secreto: hace mucho tiempo que leí este libro y mis recuerdos sobre la trama son sólo pinceladas. ¿Por qué lo he escogido entonces? Por una única razón y es que quería reseñar un título que “no recomendaría” y este es el primero que se me ha venido a la mente. No porque no haya leído cosas peores, estoy convencida de que así ha sido, pero esas deben de haber quedado ocultas en algún rincón de mi consciencia. Este ejemplar dejó más huella en mí porque lo leí con grandes expectativas. El motivo, acababa de terminar “La tabla de Flandes”, del mismo autor, y me había encantado.

     Voy a empezar por poneros la sinopsis que ofrece la editorial:

     “La carta esférica es la historia de un marino sin barco, desterrado del mar, a quien rescata una mujer que le devuelve a la aventura marina. Cartografía histórica, antiguos archivos, museos navales y buscadores de naufragios componen el argumento de La carta esférica. Toda la literatura náutica, desde Homero a Conrad y Melville, está explícita o implícita en las páginas de La carta esférica. Una novela en la que figuran las grandes obsesiones literarias de Arturo Pérez-Reverte: el enigma, la trama de misterio y la investigación histórica. “

     Lo de la investigación histórica es una verdad como un templo, así como lo de la literatura náutica. Enigmas hay, varios y variados. Sin embargo lo de las aventuras y el misterio, ya es otro cantar. No porque no existan, sino porque se ven eclipsados por innumerables descripciones, datos, referencias, citas  y términos. Me acabé el libro como un reto personal y por conocer el desenlace, que además no me dejó demasiado complacida.

     El argumento a grandes rasgos sería el siguiente. Coy es un marinero sin barco que es contratado por Tánger Soto, una historiadora naval, para localizar los restos del buque jesuita Dei Gloria en aguas cercanas a Cartagena y hacerse con su contenido. Pero no son los únicos que lo buscan y a lo largo de las páginas se enfrentarán en varias ocasiones con Nino Palermo, cazador de tesoros profesional y con su ayudante, Horacio.

     Parece interesante, ¿verdad? Pues no estaría mal, sino fuera porque esta trama ocupa como mucho un tercio de las páginas. No es que el relato sea un bodrio, está bien escrito, bien documentado y encantará a los que tengan devoción o por la navegación o por las descripciones y referencias, pero es muy denso.

*

     Lo peor: Al texto le sobra amplitud. Como ya he dicho, demasiadas descripciones, referencias, citas y datos, además de un uso muy técnico del lenguaje. Si no estás familiarizado con la terminología marina te perderás en muchas partes. Me parece bien la utilización de términos precisos, porque siempre se aprende, no obstante si es tan exagerado al lector le cuesta seguir la historia. En proporción al número de páginas, le falta acción para ser un relato de aventuras. El final me decepcionó, no me sorprendió y tampoco sentí que respondiera a las incógnitas creadas.

     Lo mejor: Un texto bien redactado y documentado. Las intrigas creadas están bien montadas y desarrolladas a lo largo de la trama y te apetece conocer los porqués. El personaje femenino de Tánger Soto es muy interesante, lleno de determinación y  a la vez con un halo de misterio. En ciertos momentos se crea una bonita atmósfera en la que casi puedes oler el mar.

     ¿Lo recomendaría? Ya advertí que he elegido este título para no recomendarlo, aunque es cierto que tiene su público. Te gustará si eres aficionado a la navegación o si a través de sus hojas descubres que eres el alma gemela de Coy.

 

Anuncios
Categorías: Reseñas | Etiquetas: , , , , , , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “La carta esférica

  1. frinco

    Pues creo que segui tus pasos aunque algunos años antes…sin tanto tecnicismo, la carta esferica lo recuerdo como un coñazo y la tabla de flandes es un libro que engancha…

    Veo a Perez Reverte sobrevalorado…la verdad, aunque el folletin de alatriste tb me entretuvo…

    Me gusta

    • Pues sí, yo sentí esa total contradicción con ambas obras. Alatriste está en mi lista de lecturas pendientes, pero hay tantas… ¡Muchas gracias por el comentario!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: