Canon a las bibliotecas públicas, ¿sí o no? ¿a favor o en contra?

Es probable que esta opinión no parezca muy políticamente correcta. Por lo general mola más decir que las cosas deben de ser gratis que lo contrario. Pero en la vida, pocas cosas lo son. Las personas trabajamos por un salario y todo aquello que se compra, vende, transforma, necesita y cuantos verbos más se os ocurran tiene un coste. Eso no significa que crea que estos costes son los adecuados, que no hay personas que tienen de más y otras de menos y que la justicia social está cayendo en picado. No. Por desgracia, esto también lo creo.

Una frase que he escuchado con cierta asiduidad y jamás he entendido es aquella que reza: “La cultura debe de ser gratuita”. Sería correcto si la cultura saliera de la nada y no hubiera personas cuyo oficio fuera inventarla, crearla, estudiarla, recopilarla, guardarla o distribuirla. Otro tema es que se deba de facilitar el acceso universal a la cultura. Ahí es dónde nos encontramos con trabas y trabas.

El BOE publicó el 1 de agosto el Real Decreto 624/2014, de 18 de julio, por el que se desarrolla el derecho de remuneración a los autores por los préstamos de sus obras realizados en determinados establecimientos accesibles al público. En él se explica la normativa europea que obliga a aprobar esta legislación y las pautas a seguir, si bien no entrará en vigor hasta 2016.

Reconozco que creo que es justo. Los autores deben de cobrar por su trabajo como cualquier otro obrero. Los cines pagan por distribuir las películas, las discotecas por poner la música y Televisión Española se gasta los cuartos en los derechos de la Champions.  Sin embargo, de pronto es un escándalo desembolsar una cierta cantidad de dinero por la lectura. Lo bueno para los entes públicos es que así tendrán otra excusa para explicar por qué el nivel cultural de nuestro país está bajo mínimos. No es por el IVA cultural, no es porque prefieran meternos deportes hasta en la sopa (y lo digo como consumidora de eventos deportivos), no es porque se recorte en educación y en subvenciones. Qué va. Tampoco es porque en los Presupuestos Generales  del Estado el Gobierno destine a las bibliotecas la hermosa cantidad de… 0 euros. (Ver artículo) La causa es el precio de la cultura y no merece la pena, que encima luego la gente sabe cosas, pugna por sus derechos y eso no puede ser.

BibliotecaEn  los países europeos donde ya aplican esta norma, el canon es asumido por las instituciones públicas. Aquí se comenta que podría repercutir en los usuarios. Yo creo que es factible que las administraciones se hagan cargo, recorten en otros gastos superfluos y dejen de contarnos milongas. Deben ser ellos (que al fin y al cabo somos todos) quienes hagan una apuesta seria por la cultura Pero tampoco me parecería descabellado pagar una pequeña cantidad por el carnet de la biblioteca. Como siempre, habría colectivos exentos (que nadie deje de leer por no poder pagarlo) y es posible que incluso así pudiéramos además mejorar el servicio, las instalaciones y la adquisición de obras (siempre que nadie se quede estos ingresos por el camino en famosas comisiones).

El cálculo estimado de desembolso (comparando con otros países similares que ya aplican esta norma) es de 80 céntimos por usuario y año. Si pagáramos un par de euros de anualidad por disponer de este servicio, debería de ser suficiente para hacer frente al coste del canon y para que dejen de recortar en estos espacios. En los últimos años hemos visto como se cerraban bibliotecas, se reducían horarios para ahorrar en consumo y personal y la adquisición de nuevos fondos era residual. (Artículo: El único papel que entra en las bibliotecas es el higiénico) Nos dan a entender que la lectura es un lujo y debe ser tratado como tal.

Por otro lado, algunos dicen que es pagar dos veces por el mismo producto. Para mí es evidente que no es así, porque el fin último cambia. Yo puedo comprar un CD de música, o un DVD de una película y no me está permitido realizar un uso público de los mismos. Si quiero ponerlo en un bar o proyectarlo en una sala, tendré que pagar otros costes. Y así es para todo. La cuota no es la misma si me abono a Canal + en mi casa o si lo hago para poner los partidos en mi negocio.

Pero una biblioteca pública no es un negocio. Ni el bus urbano. Ni los camiones de la basura. Ni un centro de salud. Pero sí pagamos los viajes, la tasa de basuras y los medicamentos en la farmacia, porque hay personas y empresas que viven de estos servicios. ¿O tú lo harías gratis?

Jovellanos retratado por Goya

Jovellanos retratado por Goya

¿Todo esto quiere decir que estoy de acuerdo con el Decreto? Eso es decir demasiado. Por el momento, no comparto la forma de distribuir el dinero, que no irá a parar a los autores de manera directa, sino a través de las entidades de gestión de derechos de autor, que son entidades privadas al fin y al cabo. ¿Y si un escritor no pertenece a ninguna de estas entidades ni quiere formar parte de ellas? ¿No podrá cobrar lo que le corresponda? ¿No es esto otra privatización de derechos, una más?

Veremos qué ocurre de aquí a 2016, pero que nadie nos diga que esta medida puede ser la causa de que los españoles leamos poco. Que de momento es gratis, el nivel está bajo y no interesa impulsar la cultura. Que la cultura crea espíritus críticos y eso es muy malo. Mucho.

Anuncios
Categorías: Mundo literario | Etiquetas: , , , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Canon a las bibliotecas públicas, ¿sí o no? ¿a favor o en contra?

  1. frinco

    Bueno, ya volvimos de vacaciones, te debo unas fotos..lo se 🙂

    Mi sistema es capitalista, ya que no entiendo la lectura como un servicio basico ( para eso ya está el sistema educativo.):

    1- Los usuarios de las bibliotecas ( publicas o privadas) que paguen un carnet o un bono para sacar X libros. Y nada de 80 centimos, 40 euros anuales por ejemplo

    2- El estado no paga canon a los autores ni nada parecido. El estado compra los libros que cree necesarios para las bibliotecas de los colegios publicos/ universidades y ahi los niños pueden coger lo que quieran. Fuera del colegio, que se pague al que le interese, al igual que muchas otras cosas.

    3- Los autores/editoriales de los libros pagan por que su libro sea incluido en las bibliotecas publicas. A cambio, reciben X por cada vez que su libro se alquile. Las cantidades, pues a estudiar segun las estadísticas.

    Por lo demas, esa guerra esta relativamente perdida, si pones cuotas y dineros, pues se establecera un mercado de intercambio , bien cibernetico o real…

    Me gusta

    • Sí, sigo esperando las fotos… que estoy segura de que pronto llegarán 😉

      Yo creo que leer es un servicio bastante básico, pero no por ello debe de ser gratuito. Comer es básico también y pagamos por la comida. Y de hecho, todo se paga, sea en el momento de uso o sea a través de impuestos. Veo lógico que el que realiza un trabajo reciba una compensación correspondiente.

      En España, sólo un 5% de las lecturas de libros son a través de préstamos en bibliotecas. El resto siguen siendo libros que se venden y los mercados de intercambio ya existen, igual que la piratería como en otros ámbitos. El problema de nuestro país sigue siendo cultural y el dinero negro y el trapicheo sigue siendo un motivo de orgullo más que de vergüenza. Para mí, ahí está el problema y no en cánones o en cuotas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: